HOSPITAL DE LA RIBERA DE ALZIRA, LA VERGÜENZA

Informaciones, realidades y noticias del Hospital de la Ribera de Alzira. De las que no se cuentan por ahí y todos tendríamos que saber.

lunes, marzo 14, 2005

Muchas sombras y pocas luces en la privatización de la Sanidad Pública

D. VICENTE BIGORRA RUBIO, Médico de Familia del Centro de Salud de Guadassuar y D.MIGUEL MORERA LLORCA, Médico de Familia, Centro de Salud de Algemesí, miembros de la Junta de personal, escribieron un artículo en la revista profesional El Médico (3-12-04) que puede leerse en las páginas web del Sindicato de Médicos de la Sanidad Publica (http://www.simap.es/muchassombras.htm) en el que analizan el funcionamiento de la área 10 y del Hospital de la Ribera.
Es un estudio muy interesante que debe leerse detenidamente.

Empiezan diciendo:

  • En abril de 2003 tuvo lugar en el Área de Salud nº 10 de la Comunidad Valenciana un importante hecho: la gestión de la Atención Primaria pasó a manos privadas, como ya había ocurrido 4 años antes con la Atención Especializada, al inaugurarse el nuevo hospital. Así, la iniciativa privada asume, tanto cualitativa como cuantitativamente, un protagonismo sin precedentes en la sanidad española: toda un área de salud con su hospital, más de 250.000 personas atendidas y una concesión administrativa a 15 años a una Unión Temporal de Empresas (UTE) con ánimo de lucro. Según queda establecido, la Conselleria de Sanitat destacará un Comisionado en la UTE, que velará por el mantenimiento de la prestaciones sanitarias, con arreglo a la Cartera de Servicios, de la cual la Administración es garante, y según unos criterios de calidad establecidos. Financiación pública y provisión privada: un discurso ya clásico, auspiciado hace muchos años por el gobierno de un determinado partido, que ha materializado otro gobierno, de signo opuesto.
.../...

Y terminan con el siguiente texto:

  • Todo esto nos lleva a preguntarnos entonces si ante el enorme mercado que supone el cuidado de la salud de la población, mercado estable y de futuro, y la enorme responsabilidad que su gestión supone no le es más fácil a la Administración traspasar la gestión a manos privadas y ejercer sólo funciones de control.
  • Ante la disyuntiva sobre la superior eficiencia de la gestión privada de la asistencia sanitaria nos preguntamos sobre los resultados de la auditoria integral anual que deberá hacerse por la Generalitat Valenciana (por sus propios medios o ajenos).
  • Nos preguntamos sobre los primeros resultados del seguimiento de la Comisión Mixta y del Comisionado.
  • Nos preguntamos si la gestión privada en nuestra Comunidad va a ser una especia de experimento en varias Áreas de Salud.
  • Nos preguntamos sobre la fórmula de gestión del nuevo hospital de la Plana (Castellón) cuya puesta en marcha, el 22 de octubre de 2000 fue pues posterior al de la Ribera.
  • Nos preguntamos por los ratios camas/1000 habitantes, en comparación con otras áreas de la Comunidad Valenciana o Comunidades Españolas (por ejemplo en el área 2 Hospital La Plana –Castellón- citado antes, el ratio es 1,2 por mil habitantes), tengamos presente además que el hospital de referencia de este es el Hospital General de Castellón, mientras que el Hospital de la Ribera con 1,07 es a su vez por su cartera de servicios hospital de referencia.
  • Nos preguntamos por el elemento más débil del sistema, el trabajador sanitario o no, si ya en España gozamos del honor los sanitarios de tener una salarios, en comparación con los países de nuestro en torno más bajos, si la gestión privada supone o supondrá ahondar en este honor.
  • Nos preguntamos, ante ciertas referencias discrepantes, cual va a ser definitivamente la oferta pública de empleo en el área 10, de pendientes resolución. Nos preguntamos también porque la incorporación de nuevos profesionales efectuada directamente por la gestión privada del dinero público, no respeta los principios de acceso a la función pública. Tampoco existe ninguna bolsa de trabajo.
  • Nos preguntamos si al ciudadano no le importa quien gestiona, si no como se gestiona su salud.
  • Nos preguntamos si la productividad prima sobre todas las cosas por ejemplo las cargas asistenciales y el tiempo de consulta, algunas citas de madrugada para una exploración radiológica en paciente ambulatorio.
  • Nos preguntamos sobre estudios sobre los costes “indirectos” del paciente con estancias medias más cortas, es evidente que el gestor sanitario cuenta lo que le cuesta a él, y es meritorio la rentabilización de recursos escasos, pero desde el punto de vista de la sociedad cuanto cuesta a la sociedad y a la familia su cuidado en casa.